AXXIS 2017

AXXIS 2017. ARQUITECTURA, DISEÑO Y DECORACION

Editorial:
EDICIONES GAMMA
Año de edición:
Materia
Diseño
ISBN:
978-958-742-066-1
Encuadernación:
Acordeón
$140,000.00
IVA incluido
En stock
Añadir a la cesta

Inspirados en la variedad climática y riqueza geográfica de nuestro país, en esta edición del Anuario Axxis 2017 quisimos ver cuál es el efecto de la temperatura en el diseño arquitectónico. Y cómo más allá del programa, las condiciones geográficas de un lugar repercuten en el lenguaje formal, la especificación de materiales y orientación de los proyectos. En Colombia, donde tenemos todos los climas -desde húmedo y tropical, pasando por cálido y seco, hasta templado y frío-, este ha sido un factor fundamental en el resultado de la producción arquitectónica.

Como la altitud es el principal determinante de la temperatura, dividimos los capítulos por altura para cotejar cómo mientras bajan los grados centígrados la arquitectura se va transformando y adaptando a las condiciones de su entorno. Comenzamos en el nivel del mar, donde predominan los espacios abiertos y materiales naturales como madera, guadua, piedra y pizarra. Existe también una relación muy importante con el agua, ya sea a través de estanques, piscinas, fuentes o espejos de agua, y la vegetación tropical es protagonista. A medida que se asciende en la escala de los pisos térmicos, las casas se van cerrando y aparecen materiales industriales como vidrio, concreto, ladrillo y acero. El vínculo con el hábitat -que también cambia- resulta fundamental, pero por medio de ventanales que enmarcan jardines o paisajes en la distancia.

No obstante, esto no constituye una camisa de fuerza ni se trata de una fórmula infalible, y todos los materiales pueden adaptarse a cualquier clima, siempre y cuando su aplicación sea lógica y bien estudiada. Al ver los proyectos que publicamos, es evidente que otros factores repercuten en el resultado final, y que además de buscar armonía con el entorno, estética y funcionalidad, los arquitectos e interioristas enfrentan diversos retos y desafíos. En algunos casos deben intervenir estructuras existentes -como sucede con las casas republicanas y coloniales en Cartagena-, en otros reinterpretar y respetar la arquitectura vernácula -como el Honda o Barichara- y en otros más buscar soluciones para diseñar estructuras que se adapten a terrenos difíciles en la sabana de Bogotá o las montañas de Medellín.

Cabe destacar la originalidad de las propuestas, donde se evidencian el ingenio, la creatividad y mística de los diseñadores, quienes produjeron una arquitectura e interiorismo propios, sacando lo mejor de su contexto mediante el estudio de la iluminación natural, corrientes de viento y orientación, así como la exploración con diferentes materiales, colores, estilos y acabados. Esperamos que disfruten este viaje por diferentes regiones y paisajes, una maravillosa oportunidad para apropiarse -a través de la arquitectura y el diseño- de nuestra valiosa cultura e historia.