ESO NO ESTABA EN MI LIBRO DE HISTORIA DE LA NAVEGACIÓN

ESO NO ESTABA EN MI LIBRO DE HISTORIA DE LA NAVEGACIÓN

Editorial:
BERENICE
Año de edición:
Materia
Historia
ISBN:
978-84-17418-74-8
Páginas:
256
Encuadernación:
Rústica
$75,000.00
IVA incluido
En stock
Añadir a la cesta

¿Conoces la historia del Mary Celeste, el bergantín estadounidense que fue encontrado Desierto y navegando a la deriva? ¿Sabes por qué no es recomendable echarse a navegar un viernes o el primer lunes de abril? ¿Y por qué no se debe silbar a bordo? ¿Por qué tuvo Elcano que hipotecar su barco a unos mercaderes saboyanos lo que le hizo sentarse en el banquillo acusado de traición? ¿Quién fue la primera mujer almirante que mandó buques españoles en la mar? ¿O por qué los cocineros de los barcos solían ser cojos y no podían fumar de noche a bordo? ¿De dónde viene la expresión marinera «ponerse las botas»? ¿Conoces la historia de la famosa llave «olvidada» del Titanic, o la del hundimiento del Lusitania? ¿O la del gato Sam que terminó licenciado después de grandes aventuras marinas en el hogar de marineros retirados en Belfast?
Desde el inicio de los tiempos hasta nuestros días, la navegación ha estado presente y ha sido fundamental para humanidad. Pero ¿lo sabemos todo sobre ella? Luis Mollá, novelista y capitán de navío de la Armada, nos invita a subir a bordo de esta fascinante obra que nos desgrana los misterios más desconocidos de la Historia de la navegación.
«Hoy, cuando el hombre ha escalado todas las cimas del globo, después de que haya hollado la superficie de nuestro satélite y las sondas interestelares que despegaron de la tierra a finales del siglo XX hayan alcanzado la velocidad de escape del sistema solar, de forma que continúan deslizándose a través del cosmos para llevar a otras hipotéticas civilizaciones el mensaje de quiénes somos y dónde estamos, el mar continúa guardando innumerables secretos y misterios que se resisten a ser desvelados por el hombre. Navegar resulta hoy más necesario que nunca».
«Desde que el hombre viene desafiando los mares con su técnica, se cuentan por millares las veces que la mar se ha mostrado más fuerte que los seres humanos».