LA ANTONIMIA CONSTITUCIONAL

LA ANTONIMIA CONSTITUCIONAL

Editorial:
EDITORIAL UC
Año de edición:
Materia
Derecho
ISBN:
978-958-732-235-4
Encuadernación:
Rústica
$25,000.00
IVA incluido
En stock
Añadir a la cesta

La existencia de contradicciones normativas en el derecho se evidencia cuando la formulación de una proposición jurídica es contraria a otra también de naturaleza jurídica. La temporalidad, la especialidad y, especialmente, su jerarquía soluciona su aplicación; en caso que se dé a nivel legal, su solución la determina el Código Civil. La situación insuperable, desde el raciocinio lógico, se da cuando esta contradicción normativa es en el más alto nivel jerárquico: la Constitución. La antinomia constitucional se presenta como dificultad desde la jurisprudencia y la doctrina.

La propuesta en el presente trabajo es abordar el tema de la contradicción entre reglas de mayor jerarquía, exponer desde la lógica jurídica la imposibilidad de aplicar las reglas tradicionales de solución de antinomias jurídicas postuladas, planteando, desde la interpretación constitucional, la alternativa complementaria a la resolución de antinomias constitucionales, sustentada desde la tesis del núcleo esencial, concepto expuesto por el Tribunal Español en la STC 11/1981. Esta herramienta se fundamenta doctrinariamente en la insuficiencia de la aplicación de los criterios tradicionales de solución de antinomias, y se complementa con las tesis que resuelven la tensión entre inelegibilidad para ser congresista por pena privativa de la libertad y la no imprescriptibilidad de la pena.

La respuesta al caso particular de cada una de las posibles antinomias constitucionales deberá someterse al juicio del núcleo esencial; todo derecho fundamental contiene un ámbito nuclear que no puede ser desconocido o rebasado por el derecho (en sentido objetivo como conjunto de normas jurídicas); de ser rebasado se constituye en una destrucción de la zona mínima de protección que no le es permitido menoscabar al derecho, terminando así con los bienes básicos que él mismo debe garantizar, teniendo como bien supremo el de la felicidad.