TRAMPAS TROPICALES

TRAMPAS TROPICALES

Editorial:
ATARRAYA
Año de edición:
Materia
Poesía
ISBN:
978-958-46-7761-7
Encuadernación:
Rústica con sobrecubierta
$25,000.00
IVA incluido
Sin stock

Los poemas de Trampas tropicales se leen como pequeños relatos. No son prosas poéticas, sin embargo. Más bien, las situaciones cotidianas, su material de trabajo, suponen un punto de partida alejado de lo trascendental. Su lenguaje, a pesar de lo simple, casi prosaico, no pierde elegancia, reposo.

En esta colección de poemas el lector encuentra motivos variados: Metallica y Nirvana y el ciclista Lance Armstrong; Carl Marx y el poeta Huidobro; la figura del abuelo y del amigo. No hay que ser un conocedor de ese universo particular para comprender los textos, pues lo importante es el punto de vista.

Uno de los motivos más fuertes de este libro es el diálogo con la poesía. Luis Vidales, Álvaro Mutis, William Blake, entre otros, son autores que aparecen mencionados en los textos. Pero no lo hacen como una exigencia para el lector, sino como constelaciones en el cielo que alguien mira y señala. Localmente, la obra se inscribe en una tradición. En sus versos está presente el barrio de Helí Ramírez y la mirada silenciosa de José Manuel Arango.

Santiago Rodas es también grafitero. Su fuerte son los murales. Pinta con una bocha extendida por medio de brazos mecánicos. Retratos de hombres y mujeres abundan en sus trabajos. Aunque sus prácticas sean rápidas por cuestión de logística callejera, las obras invitan a detenerse, al igual que sus poemas. La edición de Trampas tiene las buenas maneras de una edición independiente. Como toda publicación artesanal, se nota la valoración del libro como objeto. Los textos tienen ilustraciones de Jim Pluk. Rodas pensaba que con un dibujante a bordo su libro se vendería. Aquel que no vaya por los poemas, va por los dibujos. ¿Cuáles son esas “trampas tropicales” de las que habla el autor? Es difícil saberlo. Quizá sean las fabricaciones mentales de quienes habitamos este valle, tropical a medias. Los ojos del escritor no escapan al entorno, pero tampoco se lo creen. Ese escepticismo, definido por la distancia del poeta sobre sus vivencias, es lo que marca el ritmo de este libro.

Ignacio

Otros libros del autor